• admin

El consumo de fibras en la prevención del cáncer de mama

Actualizado: 16 de oct de 2018


Hola amigos Telecaribistas, aprovechando que estamos en el mes rosa “del combate y la prevención contra el cáncer de mama” les cuento que estudios recientes han demostrado que alimentos ricos en fibras como la guayaba, el cebollín, la zanahorias, las mandarinas, la soya, el arroz integral y la avena previenen tumores en el páncreas y en la mama.

Un estudio de la Universidad de Leeds, en Inglaterra, asoció el consumo de fibras a una menor incidencia de tumores mamarios. "Notamos que la ingestión diaria de 10 gramos de fibras solubles disminuye en un 26% el riesgo de que el mal se desarrolle", aseguró Dagfinn Aune, líder del proyecto.

Una de las hipótesis planteadas para explicar estos hallazgos, es que las fibras reducirían el estrógeno que circula por la sangre. Si te estás preguntando por qué es importante evitar los picos de estrógeno, es porque induce a la proliferación de las células de mama, independientemente de que sean normales o cancerosas. Entonces, cuando están controlados, el riesgo de desarrollar cáncer disminuye.

Otra hormona íntimamente relacionada con el cáncer de mama es la insulina, responsable de poner la glucosa dentro de las células. Y las fibras dan una manera en ella también. Después de todo, retardan el vaciamiento gástrico. En otras palabras, quedas con el estómago lleno por más tiempo, lo que hace que la absorción de azúcar sea más lenta. Por lo tanto, no hay necesidad de tener un montón de insulina circulando.

Cuando la dieta es rica en fibra, es más fácil escapar de los ataques de ansiedad por comer y, de esa forma, no solo controlamos nuestro peso en la balanza sino que también podemos prevenir la aparición de esta terrible enfermedad. Es importante resaltar que si una mujer está 40 kilos por encima del peso, no sirve sólo apostar por las fibras. El consumo aislado de la sustancia no elimina todos los demás problemas. Por eso es necesario consultar a su médico para tener en cuenta todos estos factores de riesgo e iniciar cambios en nuestro estilo de vida que puedan traer beneficios a nuestra salud.

Prueba de esto fue que en el Centro de Referencia Oncológico de Aviano, en Italia, los científicos volvieron su atención hacia la relación entre una dieta rica en fibra y la aparición de cáncer en el páncreas. Por esto evaluaron la dieta de 326 pacientes diagnosticados con la enfermedad y 652 sujetos sanos. Se observó que el consumo regular de fibras hizo descender en más del 50% el riesgo de la enfermedad.

Al cambiar su menú, no olvides consumir bastante agua. El líquido es esencial para que las fibras solubles se conviertan en gel y las insolubles formen heces blandas. No esperes enfermar para cambiar de hábitos. La dieta debe ser equilibrada desde temprano para que desempeñe un papel realmente significativo en la batalla contra el cáncer.

Recuerden amigos, ¡Hagan lo que hagan, háganlo de corazón, Los quiero!

Dr. Alberto Lozano

Copyright © Telecaribe 2019

Dirección: Km 7 Corredor Universitario Cra 30 # 1 - 2487   |   PBX: +57 318 50 50 

Diseñado por: Stella Marketing