“Queremos cambiarle la cara a Rebolo”

Updated: Mar 19, 2019

Fuente: El Heraldo





Lápiz, pintura y aerosol son las armas de siete ciudadanos que decidieron batallar contra el crimen y la percepción general del barrio Rebolo, en Barranquilla. La esquina de la carrera 32 con calle 21 es su cuartel y los murales de colores, su bandera contra la delincuencia. 

A base de colores, estos sujetos planean cambiarle la cara al barrio que los vio nacer.


Alejados de los robos, los asesinatos y, según cuentan, “el estigma negativo que carga Rebolo”, estos sujetos han pintado las paredes blancas del colegio Don Bosco. Son junioristas, amantes del Carnaval y picoteros, una de las tradiciones culturales más importantes del sur de la ciudad.


Sonrientes, posan junto a su última creación: un mural con el escudo del Junior, pintado con el mismo rojiblanco de sus camisas. Gratis, por amor al arte, estos ciudadanos le han dedicado sus días y noches a estos murales, con los que esperan generar conciencia colectiva y crear un nuevo Rebolo. 


“Rebolo no es solo delincuencia y muertes; Rebolo es arte”, afirmó Juan Daniel Guzmán, uno de los líderes de este grupo. “Cuando la gente habla de nuestro barrio solo piensa en lo malo, ya es hora de cambiar eso. Rebolo está cambiando y queremos demostrarle a la gente que acá también somos artistas”, dijo.


Juan Daniel es arquitecto egresado de la Universidad de la Costa. Hoy en día está desempleado, pero hasta hace unos meses trabajaba en obra, su segunda pasión después del arte. Después de su turno de trabajo se reunía con Elkin Silvera, su vecino, con quien empezó a idear el proyecto cultural que juntos lideran.





En dos años han pintado 11 murales, pero hoy solo quedan cuatro. Junto a los vecinos del barrio y hasta con la Policía han trabajado por este sueño, que ha resistido al pasar del tiempo, la lluvia y al desgaste de la pintura. 


“Aquí hemos pasado noches de largo”, reconoció Elkin Silvera, diseñador gráfico de profesión. “La Policía nos ha traído gaseosas y pan para animarnos a continuar con el trabajo. Los vecinos también nos han apoyado a pintar, han sido muy generosos”, dijo.


Cuatro días, si les va bien, es el tiempo que pueden demorar realizando un mural. Primero recubren la pared de blanco, luego dibujan con lápiz. Cuando el diseño está terminado empiezan con el pincel, para luego retocar los últimos detalles con aerosol. 


“Cuando estamos ocupados con trabajo y otras obligaciones nos podemos demorar hasta 10 días. Para uno de los murales nos reuníamos en las noches y pintábamos hasta las 3 de la mañana, acá todos nos han apoyado”, contó Juan Daniel Guzmán.


Juan Daniel y Elkin han pintado los murales junto a Kevin Sarmiento, Willy Arrieta, Wilmer Barrios, Dylan Manjarrés, Miguel Payares y Alejandro Barrios, quienes se unieron a la causa con el pasar del tiempo.


Pintando, cargando escaleras y ultimando detalles colaboran todos con el mismo objetivo.

Además del mural dedicado a Junior, tienen, actualmente, otros tres en las paredes blancas que rodean el colegio Don Bosco. Uno, con la consigna ‘Rebolo City’ ocupa casi media cuadra, sobre la carrera 32. 


Otro está pintado con los colores de la Ventana Al Mundo y en el último aparece Teófilo Gutiérrez, ídolo de la afición juniorista.


“Quisimos representar varios de los íconos que tiene Barranquilla”, manifestó Juan Daniel, frente al colorido mural dedicado a Rebolo. “La idea es que los niños del colegio y todos los que pasen por aquí miren los murales y se den cuenta de lo que se está haciendo en el barrio”, dijo.


Un proyecto social


 Que los murales no solo sean colores, sino que también impulsen una nueva mentalidad en el barrio, es la consigna de estos ciudadanos. “Que cuando nos vean pintando y trabajando por Rebolo los demás también se quieran sumar. Esto es de todos”, dicen.


“La idea es que los jóvenes dejen las armas y elijan ser artistas, o cualquier otro camino. Queremos que se pierda ese estigma de que en Rebolo todo es malo, acá pasan muchas cosas buenas de las que nadie está pendiente”.


Según cuentan, muchos de los niños de la cuadra y del barrio se han sumado a varios de sus proyectos. En las tardes, cuando salen de clases, los estudiantes del Don Bosco caminan en grupos junto a los colores de los murales y descansan bajo la sombra del árbol de Bonga, sembrado hace unos pocos años. 


“Es gratificante ver cómo los niños se reúnen bajo el árbol de Bonga, ubicado frente a los murales. Si uno va en moto le dice que lo deje a uno en el palo’e Bonga o en el escudo del Junior, ya se ha convertido en una insignia”, contó Elkin Silvera, orgulloso. 


Mediante el trabajo comunitario estos artistas buscan darle un nuevo propósito a los jóvenes de Rebolo, que “a veces se dejan llevar por la delincuencia, por los malos caminos”. “Siempre vende el tema de los muertos, de los robos, quisiéramos que un jugador de Junior viniera y nos diera el aval de que estamos haciendo las cosas bien”, dijeron.


Carnaval


 A falta de casi once meses para el inicio del Carnaval 2020, estos artistas ya se plantean un mural conmemorativo de la fiesta grande de Barranquilla. Para ellos, Rebolo es fiesta, y por eso le dedicarán gran parte de sus paredes a un diseño alusivo a la tradición barranquillera. 

“Aún lo estamos diseñando y falta tiempo”, dicen con entusiasmo en la voz. “El Rey Momo de este año es rebolero, creemos que esa es la mejor representación de que este barrio es Carnaval. Vamos a hacerlo, es un sueño que tenemos pendiente”.


Según cuentan, muchos de los niños de la cuadra y del barrio se han sumado a varios de sus proyectos. En las tardes, cuando salen de clases, los estudiantes del Don Bosco caminan en grupos junto a los colores de los murales y descansan bajo la sombra del árbol de Bonga, sembrado hace unos pocos años. 


“Es gratificante ver cómo los niños se reúnen bajo el árbol de Bonga, ubicado frente a los murales. Si uno va en moto le dice que lo deje a uno en el palo’e Bonga o en el escudo del Junior, ya se ha convertido en una insignia”, contó Elkin Silvera, orgulloso. 


Mediante el trabajo comunitario estos artistas buscan darle un nuevo propósito a los jóvenes de Rebolo, que “a veces se dejan llevar por la delincuencia, por los malos caminos”. “Siempre vende el tema de los muertos, de los robos, quisiéramos que un jugador de Junior viniera y nos diera el aval de que estamos haciendo las cosas bien”, dijeron.



20 views

Copyright © Telecaribe 2019

Dirección: Km 7 Corredor Universitario Cra 30 # 1 - 2487   |   PBX: +57 318 50 50 

Diseñado por: Stella Marketing

Telecaribe.co

Información